En Pasarela y En Pantalla: Cambios Estratégicos en la Moda para 2017


Las grandes marcas han tomado partida en cuanto a estrategias comerciales se refiere para las próximas temporadas de 2017.


Dados los diversos cambios en el comportamiento del consumidor de moda en los años pasados, el cual ha favorecido la agresiva producción de moda en masa de tiendas como Zara, H&M y Forever 21, las firmas de alto calibre se han obligado a tomar medidas más de carácter reactivo que preventivo, tras una serie de reportes trimestrales que denotan un bajo rendimiento fiscal. El deseo del consumidor de lujo de mezclar piezas clave de diseñador con aquellas provenientes del prêt-à-porter y la moda rápida ha contrariado a algunas casas productoras, incluso en la élite de la alta costura- tales como Dior y Prada; mientras aquellas que gozan de un atractivo comercial actual, Valentino y Balenciaga por nombrar algunas, se consolidan sobrepasando el billón de dólares en números de venta. Tal yuxtaposición ha evocado planes de mercadeo a la medida individual de cada caso, que según los analistas, subrayan modelos clave en cuanto a cambios de distribución y mercadeo para 2017 dentro de la industria del vestido:

 

Calvin Klein Collection ©Fashion One 2016 Calvin Klein Collection ©Fashion One 201

 


1. Juntas, pero no revueltas: Las pasarelas para hombre y mujer se unen en un formato único

 

De Calvin Klein anunciando la conjunción de ambos géneros “bajo una misma visión creativa” a Bottega Veneta celebrando su 50 aniversario con una pasarela mixta de géneros; las casas de diseño, sea en pos de una visión estilística sólida y opuesta al frenesí de las tendencias quincenales impuestas por la moda rápida, sea con el fin de un cuantioso ahorro presupuestal, optan por combinar sus espectáculos femenino y masculino en un contexto en el que la división de género se difumina al punto de colecciones andróginas y unisex, incluyendo recientes presentaciones de transparencias y camisetas con largo de vestidos en el guardarropa masculino. Antonio Marras, Burberry, Public School y la marca en la mira del mundo: Vetements, son unas de las pocas pugnando por mudarse a este tipo de presentación 2 en 1.

 

commercialchanges2 Tommy Hilfiger Runway ©Fashion One 2016

 


2. Lo quieres, lo tienes: Esperar ya no es una opción para el consumidor promedio.

 

El amplio espectro de diseñadores emergentes y de marcas con artículos en tendencia y estilos vanguardistas están abasteciendo la necesidad de piezas de colección a los ambiciosos fashionistas, razón por la cual las marcas ponen sus prendas a la venta a la par que en la pasarela, implementando el uso de la compra a través de redes sociales y tecnologías de comercio electrónico en todos los tipos de dispositivos. Algunas de las marcas que incrementarán o harán uso de éste formato en 2017 son Tom Ford, Tommy Hilfiger, Ralph Lauren, Paco Rabanne y Alexander Wang, así como Topshop en el área de venta al detal.

 

Kendall Jenner closes the Ralph Lauren runway ©Fashion One 2016 Kendall Jenner closes the Ralph Lauren runway ©Fashion One 2016

 


3. Más socializar y menos redes sociales.

 

Los invitados y celebridades en pasarela constantemente suben publicaciones digitales planas con fotografías sencillas, mucho más encaminadas  a preservar su status de estrellas que la herencia y prestigio de las marcas, que tanto se busca preservar por su departamento de arte y que puede requerir de una edición minuciosa del contenido de prensa a publicare para conservar su tradición de excelencia y lujo; además, la filtración completa de colecciones futuras en reportes de redes sociales con lujo de detalles, provee de información más que suficiente para una erupción de réplicas ilegales y similares de baja calidad, así como para que las tendencias expuestas alcancen su pináculo y desaparezcan con el auxilio del fast-fashion, mucho antes incluso de su lanzamiento y disponibilidad. Éste es el motivo particular detrás de la decisión de algunas marcas de seguir el ejemplo de Michael Kors, quien prohibió el acceso a las redes sociales en presentaciones de pasarelas y cóctel, tal como hizo en su colección Resort 2017 con la esperanza de dar sólo una “prueba” a los consumidores en lugar de “inundarlos con la extensión completa del contenido”, de acuerdo a un comunicado de prensa al respecto. En contrapunto, tenemos marcas como Wes Gordon, Nonoo y Proenza Schouler, que permiten el uso de plataformas sociales exclusivas, especialmente aquellas enfocadas en publicaciones visuales, en las que Instagram y Snapchat colman las preferencias; todo esto para volver apelar por contenido viral y que su oferta temporal se comparta y añada a la lista de deseos del público.

 

L'Eclaireur Boutique ©Fashion One 2016 L’Eclaireur Boutique ©Fashion One 2016

 

Otra tendencia a la alza es la cancelación de pasarelas en el formato clásico de Semana de la Moda, tópico que nos mantiene expectantes ante la desaceleración de los ofrecimientos de líneas y colecciones por marca, regresando lenta y progresivamente a la venta -mucho más saludable- de 2 a 3 catálogos de temporada por año. Algunos diseñadores y directores están incluso organizando eventos individuales de manera independiente, con tales acontecimientos siendo celebrados en ciudades clave para la compañía en turno, y enfocándose en la relevancia en el mercado y las ventas de la locación selecta. Las marcas de medio alcance son un gran ejemplo de este fenómeno, en el que encontramos ex consentidos de las semanas de la moda globales como Cedric Charlier, Claire Barrow, Karen Walker y Marcelo Burlon.

 

Algunas de éstas tendencias ya están probando su eficacia en cuanto a mejoras fiscales, en tanto sean personalizadas a las necesidades de cada casa de ropa y accesorios, mientras que otras son dependientes de situaciones económicas y entornos comerciales más complejos. De cualquier modo, el lema de “evoluciona o muere” se ha convertido en una línea guía latente en la industria, incluso para aquellas marcas que se regodean de un legado histórico en los anales de la moda.

via: ©FashionWeek.com
Artículo original en inglés: In Runway and Retail, Fashion Biggest Changes for 2017.

Comments

comments